Estas son las siete señales de ataque cardíaco que todas las mujeres ignoran, pero es muy importante saberlas

Se le conoce como ataque cardíaco o infarto de miocardio este puede ocurrir cuando se intercepta de repente el flujo de sangre la cual lleva el oxígeno que llega a una parte del músculo cardíaco y el corazón no puede obtener oxígeno.

En dado caso si este flujo de sangre no se repone de manera rápida, entonces esa parte del músculo cardíaco en solo segundos empezará a morir. De acuerdo a estudios científicos esta es una de las principales causas de muerte en todo el mundo. Ya que año se presentan más de 735.000 muerte estadounidenses, siendo las enfermedades cardíacas un problema muy serio tanto en hombres como mujeres.

Un dato importante que debes de saber es que la mayoría de este tipo de ataques pueden ser causados por la fibrilación ventricular del corazón, la cual en la mayoría de los casos puede ocurrir antes de que la víctima llegue a la sala de emergencias.

Por tal razón es que llamamos la atención de todos en  especial las mujeres, quienes deberían prestar atención especial a este artículo, ya que un infarto cardíaco pueden llegar sin avisar y ser una señal clara de que está a punto de ocurrir lo peor. Sin embargo, hay algunos síntomas que debes de reconocer.

1.- Dolor en el pecho o malesta

Se podría decir que padecer un dolor punzante en el torso del cuerpo es el síntoma de ataque cardíaco más común, pero algunas mujeres pueden experimentarlo de manera diferente que los hombres.

Se puede sentir como sensación de apretón o saturación, y el dolor podría aparecer en cualquier parte del pecho, no solo en el lado izquierdo. Por lo general, de acuerdo a los expertos en la materia, es algo realmente incómodo. Básicamente, se siente como si te estuvieran apretando la zona con una prensa.

2.- Dolor de brazos, espalda, cuello o mandíbula

Este tipo de dolor es más común en mujeres que en hombres. De hecho, éstas pueden sentirse confundidas al esperar que el malestar se centre en el pecho y el brazo izquierdo, no en la espalda o la mandíbula.

Sin embargo, el dolor puede ser gradual o repentino, y aumentar o disminuir dependiendo de la situación. Podría llegar incluso a despertarte si estás dormida.

3.- Una tos que no desaparece

En la mayoría de los casos, tener una tos prolongada no significa necesariamente que el afectado padezca algún problema del corazón. Sin embargo, si tienes una enfermedad cardíaca o sabes que corres algún tipo de riesgo, deberías prestar especial atención a este aspecto ante el posible resultado de un infarto de miocardio.

Si posees una tos duradera que produce un moco blanco o rosado, podrías estar experimentando una insuficiencia cardíaca, que se coloca como un posible síntoma ante lo ya mencionado.

Esto sucede cuando el corazón no puede seguir el ritmo de las demandas del cuerpo, lo que provoca que la sangre regrese a los pulmones. Pídele a tu doctor que verifique la razón de esa dichosa tos.

4.- Dolor de estómago

Sí, puede parecer bastante extraño relacionar un dolor de estómago con un posible infarto de miocardio, sobre todo teniendo en cuenta la inmensa cantidad de razones a las que podría deberse.

Sin embargo, muchas veces las mujeres llegan a confundir esta dolencia como un posible indicador de ataque cardíaco con la acidez estomacal, gripe o incluso una úlcera.

En otras ocasiones, las féminas experimentan una gran presión abdominal severa que se siente como si un elefante se hubiera sentado sobre tu estómago.

5.- Transpiración excesiva

Debes tener en cuenta que el hecho de excretar una fría e intensa o excesiva sudoración es un signo ciertamente común entre las mujeres que podrían sufrir un ataque al corazón.

De hecho, es probable que lo sientas como una exhalación típica relacionada con el estrés que la transpiración que se atraviesa al hacer ejercicio o pasar tiempo afuera cuando hace mucho calor.

Si no es muy normal en tu persona sudar de esta menara, házselo saber al médico lo antes posible para poder descartar posibles amenazas cardíacas.

6.- Ritmo cardíaco irregular

Es normal que tu corazón se acelere cuando estés nerviosa o emocionada de vez en cuando. Sin embargo, si sientes que tu órgano más preciado comienza a latir rápidamente con demasiada frecuencia o que se prolonga durante más de unos minutos, no deberías tardar en acudir al médico.

En la mayoría de los casos, es causado por algo que es fácil de corregir, como una ingesta excesiva de cafeína o la falta de sueño. No obstante, ocasionalmente podría indicar una condición llamada fibrilación auricular que necesita tratamiento para evitar un posible infarto. Así que préstale mucha atención…

7.- Te cansas fácilmente

Si, de repente, te sientes fatigada o sin aliento después de hacer algo por lo que antes no experimentabas ningún tipo de problema, como subir escaleras o trasladar algo pesado en distancias cortas, intenta concretar una cita con tu médico lo antes posible.

Este tipo de cambios significativos son más importantes para las mujeres que cualquier pequeño dolor o molestia que puedan sentir, de acuerdo a los expertos en la materia. El agotamiento extremo o la debilidad inexplicable, a veces durante varios días seguidos puede ser uno de los signos de esta enfermedad.

TODO LO QUE DEBES DE SABER SOBRE NOSOTROS

Bueno espero que este articulo te haya gustado, gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo. Esperamos que sea de tu total agrado, si quieres más consejos como este solo debes de dejar tu comentario diciendo. Hola me gustó mucho y sabré que me lees. Además, si quieres puedes compartirlo con tus amigas de esta manera podremos traerles más artículos como este o de cualquier otro tipo que sea de su total agrado tanto de ti como de tus amigas.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *