Con solo usar esta receta de limón: adios dolores de articulaciones, calambres por las noches y no mas dolor en la espalda.

El dolor en las articulaciones es un síntoma que suele producirse por una reacción inflamatoria en los tejidos del cuerpo.

Su aparición indica que los cartílagos y ligamentos están sufriendo un desgaste, aunque también puede alertar una lesión.

Puede darse de forma leve o crónica, en función de su causa, pero en ambos casos es primordial brindarle un tratamiento para evitar otras complicaciones.

Si bien suele tratarse con medicamentos analgésicos y antiinflamatorios, hay remedios de origen natural que ayudan a acelerar su recuperaciónsin causar efectos secundarios indeseados.

Uno de estos se elabora con la corteza del limón y aceite de oliva extra virgen, dos ingredientes que relajan la zona dolorida para promover su alivio en poco tiempo.

En el espacio que tenemos a continuación queremos contarte cuáles son sus beneficios y cómo prepararlo con una sencilla receta.

¡Toma nota!

Remedio de cáscara de limón y aceite de oliva para el dolor en las articulaciones

El remedio de cáscara de limón y aceite de oliva es un producto de uso externo que, tras aplicarse en la zona dolorida, ayuda a mejorar la circulación para promover el alivio de las articulaciones.

Estos ingredientes están llenos de nutrientes esenciales cuya asimilación disminuye la inflamación, el dolor y la rigidez.

La cáscara de limón contiene sustancias como la citronela y el felandreno, dos aceites esenciales que ayudan a relajar los músculos y las articulaciones, evitando dificultades en su capacidad de movimiento.

El aceite de oliva extra virgen contiene antioxidantes y ácidos grasos omega 3, conocidos por su capacidad para aliviar los tejidos inflamados y doloridos.

En conjunto, estos ingredientes mejoran el proceso de oxigenación celular y, a su vez, optimizan el transporte de los nutrientes hacia las articulaciones, lo cual es determinante para evitar el desgaste de sus cartílagos.

Cabe destacar que también ayuda a estimular el sistema linfático, un factor clave para eliminar las toxinas que influyen en la aparición del dolor.

Su aplicación mediante masajes apoya la eliminación de líquidos retenidos y, por si fuera poco, evita la acumulación de ácido úrico.

NO OLVIDES COMPARTIRLA CON TUS AMIGOS ♥

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *