Cómo combatir los hongos en la piel con 5 soluciones naturales

La combinación de algunos ingredientes comunes, como la sal y el agua de rosas o el aceite y el ajo puede proporcionarnos una gran ayuda contra los hongos y sus síntomas

Las infecciones por hongos en la piel se producen por un crecimiento excesivo de dermatofitos, levaduras y otros tipos de microorganismos que consiguen atacar cuando el sistema inmunitario se debilita.

Es un problema común que se manifiesta con la aparición de unas manchas blancas o rojas, las cuales pueden venir acompañadas con una textura áspera, sensación de comezón y enrojecimiento.

Por el aspecto que adquieren se consideran un problema estético. Sin embargo, más allá de esto, pueden alertar de sensibilidad e infecciones cutáneas de mayor cuidado, siendo necesaria su intervención.

La buena noticia es que hay varias soluciones de origen natural que, por sus propiedades, detienen el crecimiento de los hongos mientras controlan los síntomas causados por su proliferación.

En esta ocasión queremos compartir en detalle las 5 mejores para que no dudes en aplicarlas cuando notes alguna señal de esta infección.

¡Toma nota!

  1. Yogur natural y miel

Una mezcla de yogur natural y miel de abejas nos brinda un remedio rico en probióticos, enzimas y ácidos orgánicos que ayudan a regular el pH de la piel.

Sus compuestos detienen el crecimiento de los hongos y promueven el equilibrio de las bacterias saludables para aumentar las defensas.

Ingredientes

3 cucharadas de yogur natural (60 g)

1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

Vierte el yogur natural en un recipiente y mézclalo con la cucharada de miel.

Modo de aplicación

Frota el remedio sobre las zonas de la piel afectadas y déjalo actuar 20 minutos.

Enjuaga con agua tibia y repite su uso 2 veces al día.

  1. Sal marina y agua de rosas

Un exfoliante natural de sal marina y agua de rosas puede favorecer la eliminación de las células muertas que se van reteniendo en las áreas afectadas por los hongos.

Sus propiedades antifúngicas combaten los dermatofitos y levaduras, evitando que generen otras complicaciones sobre la salud cutánea.

Ingredientes

2 cucharadas de sal marina (20 g)

4 cucharadas de agua de rosas (60 ml)

Preparación

Pon la sal marina en un recipiente y humedécela con el agua de rosas.

Modo de aplicación

Frota el remedio con suaves masajes circulares y déjalo actuar 20 minutos.

Enjuaga y úsalo hasta notar una mejoría.

  1. Aloe vera y aceite de orégano

La pulpa que contiene la planta de aloe vera es uno de los mejores remedios naturales contra las afecciones en la piel. Sus compuestos hidratantes, antifúngicos y antimicrobianos aceleran el alivio de las infecciones.

En este caso potenciamos sus efectos con el prodigioso aceite de orégano, un ingrediente rico en antioxidantes y ácidos grasos que promueven el proceso de regeneración.

Ingredientes

3 cucharadas de gel de aloe vera (45 g)

1 cucharadita de aceite de orégano (5 g)

Preparación

Combina el gel de aloe vera con una cucharadita de aceite de orégano.

Modo de aplicación

Frota el remedio sobre los hongos que tienes en la piel y déjalo actuar 30 minutos.

Enjuaga con agua tibia y repite su uso 2 veces al día.

  1. Ajo y aceite de oliva

Elaborando una pasta antimicrobiana y antimicótica con ajo y aceite de oliva podemos contrarrestar la irritación que sufre la dermis debido al crecimiento incontrolado de hongos y bacterias.

Sus propiedades detienen el desarrollo de la infección y rehidratan los tejidos que resultan afectados por estos microorganismos.

Ingredientes

2 dientes de ajo crudos

3 cucharadas de aceite de oliva (48 g)

Preparación

Pon los ajos en un mortero y tritúralos hasta obtener una pasta.

Añade el aceite de oliva y remueve por unos instantes hasta que se integre bien.

Modo de aplicación

Extiende el tratamiento sobre los hongos de la piel y espera que haga efecto durante 20 minutos.

Enjuaga con agua tibia y, si es necesario, úsalo 2 veces al día.

  1. Aceite de coco y zumo de limón

El aceite de coco combinado con zumo de limón es un remedio con nutrientes esenciales que ayudan a destruir la Candida y otros tipos de hongos.

Su significativo aporte de ácido caprílico altera el ambiente que requieren estos organismos para proliferarse, deteniendo el avance de la infección.

Ingredientes

3 cucharadas de aceite de coco orgánico (45 g)

2 cucharadas de zumo de limón (30 ml)

Preparación

Mezcla el aceite de coco orgánico con un par de cucharadas de zumo de limón.

Modo de aplicación

Extiende el remedio sobre las zonas afectadas y masajéalo hasta que absorba bien.

Deja que actúe 30 minutos y enjuaga con abundante agua.

Úsalo cada noche antes de acostarte.

Nota: Evita exponer tu piel al sol tras usar este remedio. El limón produce una sensibilidad que aumenta el riesgo de manchas por los rayos UV.

NO OLVIDES COMPARTIRLO CON TUS AMIGOS 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *